Google multa Unión Europea

La Unión Europea impone una multa de 1.490 millones de euros a Google por AdSense

La Unión Europea ha estado presionando a Google para impedir el monopolio desde tiempos inmemorables. En enero Google tuvo que pagar una fuerte multa por AdSense, la empresa estaounidense acordó cambiar las políticas con los buscadores en Android así como cambios en Google Shopping.

Google ha animado a los usuarios a usar otros navegadores y motores de búsqueda. La Comisión ha multado, de nuevo, a Google con 1.49 mil millones de euros por violar las normas antimonopolio de la UE relativas a AdSense.

Google es multado de nuevo por violar las normas antimonopolio en AdSense

El problema recae en los motores de búsqueda integrados de Google en sitios web de periódicos o blogs. Dentro de ellos, Google proporciona anuncios a lo largo de los resultados de búsqueda. La Comisión lo llama “plataforma de intermediación de publicidad en línea”.

La cuota de mercado por parte de Google es superior al 70% en esa área dentro del Espacio Económico Europeo (EEE) y, también alcanza una cuota de mercado de búsqueda del 90%, por lo que es el más grande de Europa actualmente.

La Unión Europea afirma que no es posible la venta de la publicidad de búsqueda en línea, por ejemplo, para las empresas Microsoft o Yahoo. De esta forma, las demás compañías no pueden vender espacios publicitarios directamente en las páginas de resultados de búsqueda de Google en google.com.

El buscador más famoso del mundo, Google, decidió tomar una serie de medidas para evitar que esto suceda. A partir de 2006, la empresa de EE.UU. prohibió a los editores de sitios web colocar anuncios publicitarios de competidores en sus páginas de resultados de búsqueda, lo que deja a los anuncios de Google como la única opción viable para continuar utilizando su motor de búsqueda.

Asimismo, Google, en marzo de 2009, también comenzó a impedir a los competidores colocar sus anuncios de búsqueda en las partes más visibles de los resultados de búsqueda de sitios web a través de cláusulas contractuales de “Colocación Premium”U con los editores de sitios web. Los editores también debían buscar una aprobación por escrito antes de realizar cambios en la forma en que se mostraban los anuncios de la competencia en los resultados de búsqueda.

La Comisión Europea se opuso a estas prácticas en 2016, por lo que Google tuvo que cesar éstas prácticas en julio del mismo año. La multa asciende hasta 1.494.459.000 euros, lo que supone solo un 1,29% del volumen de negocios de Google en 2018.

La compañía ofrece sus motores de búsqueda personalizados a los editores de forma gratuita, por lo que sus anuncios son los únicos ingresos que obtiene. No es la única multa a la que se enfrenta Google, también está a la espera de otras acusaciones monopolio en Android. | Fuente: ElPaís

Compartir mediante:

Información Carlos Llorca

Creador y editor jefe de Techdroy. Desde pequeño me ha gustado la tecnología, es una forma de vida que me gusta compartir con el mundo entero. Por ello, creé Techdroy, para compartir todas las noticias acerca de tecnología. ¿Te unes a nosotros?