Análisis Samsung Galaxy A50: el smartphone que quiere competir en la gama media

Ser uno de los mayores fabricantes del mercado no solo implica centrarse en la gama alta, como la gama Galaxy S o Galaxy Note. Existen muchas necesidades para los millones de usuarios que compran, y la gama baja como media debe ser también competitiva. Para cubrir esta franja de la gama media encontramos uno de los integrantes de la serie A, el Samsung Galaxy A50 que hoy analizamos en profundidad.

Las especificaciones y el buen nombre de una empresa no lo es todo, es por ello que hemos probado con nuestras propias manos lo que Samung ofrece actualmente por un precio inferior a 300 euros. ¿Estará a la altura de otros dispositivos en su gama de precio? Veamos el análisis completo.

Ficha técnica del Samsung Galaxy A50

Samsung Galaxy A50
PANTALLASuper AMOLED de 6,4 pulgadas
FHD+ (1080 × 2340)
PROCESADORExynos 9610
RAM4 GB
ALMACENAMIENTO128 GB (hasta 512 GB por microSD)
CÁMARA TRASERA25 MP AF, f/1.7
5 MP FF, f/2.2
8 MP FF, f/2.2
CÁMARA FRONTAL25 MP FF, f/2.0
BATERÍA4.000 mAh
SOFTWAREAndroid 9 con One UI
OTROSLector de huella en pantalla, carga rápida, Samsung Pay, Bixby, DualSIM

Diseño sobrio y diferenciador

Una de las primeras cuestiones a la hora de elegir un smartphone es la estética. Samsung ha diseñado una trasera sobria, lejos de los estándares que otros fabricantes están presentando este año.

diseño-trasera-galaxy-a50

Los materiales de construcción son de buena calidad, a pesar de ser plástico Samsung ha conseguido dar un acabado simulando el cristal. Ha conseguido que la luz se refleje de manera adecuada sin abusar de los destellos, aunque atrapa las huellas de manera notable como si fuera cristal.

Tan solo encontraremos el módulo de cámara en forma horizontal con tres sensores y el flash LED, así como el logotipo de la compañía. No existen ningún otro elemento, por lo que el sensor de huellas lo encontraremos en la parte frontal incrustado debajo de la pantalla.

Debemos hablar de la unión con la trasera, el marco y el panel frontal. A pesar de tener buenos materiales de construcción, notamos al pasar el dedo por las aristas un cierto relieve. No es algo alarmante ya que es mínimo y en el día a día no se aprecia, pero es un detalle que debemos mencionar.

diseño-frontal-galaxy-a50

La parte frontal es muy similar a la gran mayoría de smartphones presentados este año. Marcos reducidos y un notch en forma de gota de agua, donde se ubica la cámara frontal, albergan un panel de buena calidad del cual hablaremos más adelante.

Algo que llama la atención es que los marcos superior e inferior no son simétricos, pero creemos que es más grueso en su parte inferior para un mejor uso del terminal evitando toques fantasma. Pero también perdemos el LED de notificaciones, algo que no uso por lo que no es importante desde mi punto de vista.

A pesar de su gran tamaño y los miliamperios de batería, tiene un peso reducido de tan solo 166 gramos que lo hacen ligero y poco resbaladizo. Esto es gracias a su trasera de plástico.

Si nos fijamos en el lateral derecho, encontramos tanto los botones de control de volumen como el power. Mientras, en el lateral izquierdo únicamente tenemos el slot para doble SIM y la microSD.

La parte superior del dispoitivo está limpia, albergando únicamente el micrófono de cancelación de ruido. Si bajamos, hallamos el conector jack de 3.5 mm para auriculares, el conector USB tipo C, el micrófono y, por último, el altavoz principal.

Como conclusiones, debemos mencionar que tiene un buen agarre y sensaciones a la mano. Es sobrio, con los elementos justos y necesarios para formar un smartphone con líneas de diseño propias de Samsung.

Un panel que nos hace disfrutar, Samsung siempre es sinónimo de garantía

La empresa nos tiene acostumbrados a fabricar buenos paneles, y este Galaxy A50 no es una excepción. Contamos con una pantalla SuperAMOLED de 6,4 pulgadas, con resolución FHD+ (2340 x 1080 píxeles) y protegida por Gorilla Glass 3. Este panel ocupa más del 85%, por lo que está bien aprovechada según la tendencia actual.

pantalla-Galaxy-A50-review

En este panel de Samsung debemos destacar tanto el brillo como el contraste. Si bien el brillo mínimo quizás no es suficiente para situaciones nocturnas, que se puede solucionar con aplicaciones de terceros, el brillo máximo es realmente bueno para no tener inconvenientes a la hora de visualizar el contenido en exteriores con luz directa del sol.

El sensor de luminosidad funciona de manera rápida y correcta, adaptándose adecuadamente a todas las situciones. Es un punto importante ahora que viene el verano y pasamos largos periodos de tiempo en la piscina o en la playa.

En cuanto a la calibración de color, destacamos que viene bien calibrada de fábrica. Pero también disponemos de varios modos para una mejor adaptación según los gustos de los usuarios. Por defecto está seleccionado el modo adaptativo con la capacidad de elegir la temperatura de color, pero podemos escoger uno básico, uno de Cine y otro de Foto.

pantalla-Samsung-Galaxy-A50

Gracias a este aspecto, el panel de buena calidad, es un smartphone pensado para el apartado multimedia. Pero como veremos más adelante puede quedar un poco empañado por el audio.

Always on Display, notificaciones siempre presentes

Líneas más arribas decíamos que no disponemos de un LED de notificaciones, pero eso no es un problema ya que disponemos del Always on Display. Este modo nos permite mostrar notificaciones, el reloj, la fecha, el porcentaje de batería, la música que se está reproduciendo, el tiempo, etc.

Algunos fabricantes incoporan este modo, pero Samsung consigue una experiencia completa gracias a sus años con esta característica. Poco a poco ha evolucionado hasta ser la mejor opción del mercado, con mucha personalización gracias a los FaceWidgets y las funciones anteriormente mencionadas. También podemos elegir cuándo se muestra: según planificación (mediante un horario), siempre o solo al pulsar una vez desde la pantalla bloqueada.

Esta pantalla también admite interacción, ya que al pulsar dos veces sobre el icono, nos lleva directamente a la aplicación en cuestión, pasando obviamente por el desbloqueo que tengamos establecido.

Un discreto sonido, no acompaña al panel

A un panel de calidad debe acompañarle un buen audio. Desde mi punto de vista, quizás es más relevante tener una buena escucha que una mejor calidad de contenido. Por lo tanto, la experiencia con el Samsung Galaxy A50 queda empañada por este apartado con el altavoz ubicado en la parte inferior.

diseño-Galaxy-A50

El audio máximo es potente, pero se llega a saturar, obligando a bajar ligeramente el volumen. Uno de los detalles que nos hemos dado cuenta es que no existe un punto intermedio entre el máximo y un toque inferior. Se puede hacer molesto en algunas ocasiones donde quisieramos ajustar mejor el audio para no molestar en nuestro entorno, pero que podamos seguir escuchando el contenido sin dificultad.

Disponemos de jack 3.5 mm, por lo que podemos conectar sin problema auriculares por cable. Para ellos, en el apartado de sonido encontramos ajustes para Dolby Atmos, un ecualizador, optimización UHQ y adapt sound. Este último nos permite ajustar el sonido según la edad, ya que con el paso de los años las frecuencias altas se pierden de manera considerable.

Un apartado fotográfico que no enamora, pero multifuncional

Samsung se suma a la moda de incorporar tres cámaras en la parte trasera con la que podemos realizar varias acciones. El módulo de cámara no sobresale del cuerpo, pero sí tenemos un pequeño marco alrededor para proteger los sensores cuando está apoyado en la mesa.

La cámara principal cuenta con 25 MP f/1.7 y PDAF, una telefoto de 5 MP con focal f/2.2 (únicamente para el modo retrato) y por último un sensor gran angular de 8 MP f/2.2. No olvidamos tampoco el sensor para selfies de 25 MP f/2.0. Veamos qué tal se han comportado estos sensores a la hora de realizar fotografías en diferentes situaciones.

Los resultados con condiciones de luz ideales muestra fotografías de bastante calidad, pero al ampliar encontramos pocos detalles y falta de rango dinámico a pesar de la alta resolución. Cuando desciende la luz, la cámara empieza a decaer, pero con resultados aceptables.

El sensor gran angular da pie a juego, ya que obtenemos un campo de visión mayor. Las fotografías están a la par con la cámara principal, perdiendo mayor calidad en fotografías nocturnas como es lógico.

El último sensor se utiliza principalmente para el modo retrato, o como Samsung lo denomina, “enfoque dinámico“. El enfoque que conseguimos con la cámara del Galaxy A50 es bastante natural y podemos ajustarlo a nuestro antojo, incluso una vez realizada la fotografía. También disponemos de AI, la cual es capaz de reconocer diferentes escenas.

camara-Samsung-Galaxy-A50

En la frontal únicamente encontramos un sensor de 25 MP, como ya hemos comentado. Nos deja un sabor de boca parecido a las traseras, es una buena cámara pero que falta rango dinámico y detalle. Este nos permite realizar varios efectos como el modo retrato clásico, girar, zoom o área de color. Estas opciones también las encontramos en la trasera,, aunque en la frontal al disponer de un sensor el retrato es por software.

En líneas generales, afirmamos que tiene una buena fotografía versátil pero que no termina de enamorar por los defectos comentados. Además, se podría haber incorporado también un zoom óptico para completar la experiencia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Recuerda que las imagenes que se muestran están comprimidas en nuestra web. Como siempre, te dejamos una galería a Flickr con los resultados obtenidos por estas lentes del Samsung Galaxy A50. ¿Qué te parecen?

Un rendimiento suficiente, pero flaquea

Antes de hablar de la experiencia de uso, debemos comentar las características internas. A pesar de no ser importante, nos sirve de referencia para saber ante el dispositivo que tenemos enfrente.

Como componente principal enontramos un procesador de la casa, el Exynos 9610. Está fabricado en 10 nm, y cuenta con cuatro núcleos Cortex A73 y otros cuatro A53. Para los gráficos disponemos de la GPU Mali-G72 MP3.

rendimiento-galaxy-a50

El Samsung Galaxy A50 dispone de varias configuraciones de memoria RAM e interna que dependen de cada mercado. En España solo está disponible el modelo de 4 GB de memoria RAM con una interna de 128 GB ampliable mediante microSD.  Pero, ¿en qué se traduce este hardware en el día a día?

En la gama alta estamos viendo equipar cantidades de memoria RAM de 8 GB hasta los 12 GB. A día de hoy tal cantidad no se utiliza, pero mejora la experiencia de multitarea con muchas aplicaciones y juegos corriendo en segundo plano. Disponer de 4 GB de memoria RAM como el Galaxy A50 de Samsung creemos que es más que suficiente en la gama media, aunque por el precio podríamos pedir incorporar los 6 GB en España.

En el día a día no hemos tenido inconvenientes para el uso de redes sociales, aplicaciones de mensajería, visualización de contenido multimedia y, como no, para jugar a juegos demandantes.

juegos-galaxy-a50

A la hora de jugar, no notamos lags molestos pero sí algo de lentitud en algunas animaciones, especialmente notables en el Asphalt 8. En cambio, a la hora de jugar al PUBG Mobile, no henos tenido problema alguno jugando en alta resolución como la propia aplicación nos recomienda.

En cuanto al calentaminto apreciamos que es notable, pero no alarmante ni mucho menos, al lado del módulo de cámara. Samsung ha pensado un buen lugar para el procesador, ya que nuestras manos no entran en contacto con esta zona.

El Exynos 9610 podríamos situarlo en rendimiento similar a un Qualcomm Snapdragon 660 ampliamente utilizado y el Kirin 710, quedando el procesador de Huawei por debajo de ambos. Por ejemplo, sería la competencia directa del Redmi Note 7, el Huawei P-Smart 2019, entre otros.

Un lector de huellas insuficiente, siempre tendremos el reconocimiento facial

Podríamos decir que este es el peor apartado de todos. Samsung ha decidido incorporar el sensor de huellas bajo el panel, algo por lo que apuestan muchos fabricantes en la gama alta, y no es tan común verlo por este precio.

sensor-de-huellas-samsung-galaxy-a50

La compañía ha optado por un sensor óptico en lugar de la tecnología ultrasónica de la gama Galaxy S10. Hemos visto que los sensores de huella bajo la pantalla han mejorado de forma notable respecto al año pasado, pero este en concreto se aleja de los terminales de gama alta.

El sensor ha fallado en múltiples ocasiones, ya que no es muy grande. También se hace pesada la animación y parece que deben transcurrir varios segundos para reconocer nuestra huella. Es algo frecuente, aunque en algunas ocasiones se desbloquea de forma correcta.

También hemos registrado hasta tres veces la misma huella dactilar, y aunque ha mejorado de forma significativa, no es lo apropiado para una buena seguridad y comodidad para el usuario.

Por suerte, el Samsung Galaxy A50 dispone de reconocimiento facial. Esta forma de desbloqueo será la que recomendemos por su rapidez respecto al sensor de huellas. En situaciones de escasa luminosidad, recomendamos utilizar mejor nuestro dedo, por lo que es conveniente hacer uso de ambas tecnologías en este smartphone.

reconocimiento-facial-Galaxy-A50

Como conclusiones en rendimiento, no es lo más potente que podemos adquirir actualmente, pero es lo suficientemente solvente para cometir contra la competencia.

One UI, personalizable y cómodo de usar

Samsung ha rediseñado su sistema operativo para ser más usable con una sola mano, ya que la tendencia actual del mercado es hacia pantalla más grandes. Y la empresa, ha acertado manteniendo la esencia de la marca.

La capa de personalización One UI corre bajo el sistema operativo Android 9 Pie. Podemos ver una tematización que aunque conserva toques de Android puro, sobretodo los ajustes tienen el toque Samsung.

Como no puede ser de otra forma, el fabricante coreano incluye sus propias aplicaciones como el teléfono, mensajes, grabaciones de voz, Samsung Health, entre otras. Algunas de ellas se pueden facilmente desinstalar si no les damos uso, como las aplicaciones comerciales que vienen incluidas como Office Mobile, OneDrive o Linkedin.

También se incluye el asistente Bixby, el cual está disponible en español sin funciones tan básicas como “Hi Bixby, apaga los datos móviles”. Podemos hacer algunas funciones como apagar o encender la red wifi y e Bluetooth, abrir una aplicación pedir una captura de pantalla, ajustar el brillo, etc.

También disponemos de las rutinas, que con tan solo decir una palabra clave como “Hi Bixby, estoy en casa” realizará diferentes acciones predefinidas por el usuario.

Batería suficiente para un día completo

De nada sirve la experiencia multimedia si el dispositivo dura escasas horas. El Samsung Galaxy A50 incorpora una batería de 4.000 mAh que nos permite llegar al final del día sin demasiados problemas.

bateria-redes-sociales-Galaxy-A50

De media, encontramos unas 7 horas de pantalla, muchas veces incluso superando esta cifra en 24 horas de uso completo. Si realizamos una sesión de juegos, el rendimiento baja entorno a las 5 horas de pantalla.

Otro punto es la velocidad de carga, la cual no es muy rápida ya que contamos únicamente con 10W de potencia que suministra el cargador incluido en la caja. La demora de la carga completa es de aproximadamente dos horas.

bateria-juegos-Galaxy-A50

En cuanto a la duración de batería no podemos quejarnos, pero sí pedimos una carga rápida de al menos 18W para cargar los 4.000 mAh en poco más de una hora. Lamentablemente no es así, solamente disponemos de 15W comprando un cargador adicional.

Conclusiones del Samsung Galaxy A50

Samsung ha mejorado notablemente en la gama media adaptándose a lo que demanda el mercado actual. Con este Galaxy A 50 el disfrute de contenido visual es gratificante, aunque se rompe un poco la experiencia debido a la calidad del audio. Cada vez más los jóvenes consumen redes sociales, fotografías, y vídeos, lo que supone tener una buena pantalla y cámara, aunque esta última sin duda es mejorable.

En cuanto al diseño, es sobrio con buenos acabados de construcción a pesar de ser plástico. Y la gran ventaja de este material es la ligereza que otorga. La batería también es un punto importante, ya que disponemos de 4.000 mAh para un cuerpo relativamente delgado y manteniendo el peso.

El rendimiento cumple según lo esperado, situándose junto a un Redmi Note 7 por ejemplo. Contextualizando con el precio, se nos hace un poco elevado ya que actualmente tiene un precio de casi 300 euros.

Sin duda, por el precio mencionado no es el mejor dispositivo que podemos adquirir, pero sí si queremos la mejor experiencia en cuanto a la visualización de contenido gracias al panel AMOLED fabricado por la propia Samsung. Además, la capa de personalización hace que su uso sea sencillo con una sola mano, y eso quieras o no, es necesario para un dispositivo grande como el Galaxy A50.

diseño-trasera-galaxy-a50

Puntuación Samsung Galaxy A50

Diseño - 75%
Pantalla - 85%
Rendimiento - 80%
Cámara - 70%
Software - 85%
Autonomía - 85%

80%

Destaca por su pantalla para el consumo de multimedia. Esperábamos mejor procesado fotográfico. Lector de huellas insuficiente

Comprar
User Rating: 5 ( 1 votes)
Compartir mediante:

Información Carlos Llorca

Creador y editor jefe de Techdroy. Desde pequeño me apasiona la tecnología, es una forma de vida que me gusta compartir con el mundo entero. Por ello, creé Techdroy para desarrollar mis ideas y opiniones acerca de los smartphone, ordenadores o cualquier dispositivo electrónico. ¿Te unes a nosotros?