Análisis Huawei P30, muy similar a la versión Pro pero con menor tamaño

En febrero, la empresa china Huawei presentó dos nuevos dispositivos con una premisa: reinventar la fotografía. La serie P30 consta de tres dispositivos: Huawei P30 Lite, destinado a la gama media, Huawei P30 y Huawei P30 Pro, que en realidad son más distintos de lo que puede parecer a simple vista.

Tras realizar el análisis del máximo exponente que puede ofrecer la empresa a día de hoy, el Huawei P30 Pro, es el turno para el hermano mediano, el Huawei P30. Y parece mentira que tanta potencia que arroja la versión superior haya sido contenida en un dispositivo que, a mi parecer, es muy manejable con un tamaño idóneo. La empresa quiere ofrecer lo mejor en la gama alta, pero con un tamaño contenido.

Ficha técnica del Huawei P30

HUAWEI P30
PANTALLAOLED 6,1 pulgadas
FHD+ (422 ppp)
PROCESADORKirin 980
RAM6 GB
ALMACENAMIENTO128 GB + NM Card
CÁMARA TRASERA40 MP (f/1.8) +
16 MP (f/2.2, ultra gran angular) +
8 MP (f/2.4, zoom 3x, OIS)
CÁMARA FRONTAL24 MP (f/2.0)
BATERÍA3.650 mAh
Carga rápida hasta 22,5 vatios
SOFTWAREAndroid 9.0 Pie
EMUI 9.1
OTROSUSB tipo C 3.1, lector de huellas en pantalla, jack 3,5 mm

Un calco de la versión Pro, pero con un tamaño menor

Creo que el título de la sección no puede definir mejor el diseño del Huawei P30. Contamos con unas dimensiones más reducidas que hacen de su manejo con una sola mano ideal. Muchos son los usuarios que desean un dispositivo potente y con grandes prestaciones con un panel compacto y, a pesar de no ser de los más pequeños en la actualidad, puede ser la alternativa perfecta. Con permiso del Galaxy S10e de Samsung.

huawei-p30-diseño-analisis

Es una realidad que, actualmente, “casi” todos los dispositivos comercializables se parecen entre sí. Y si lo miramos de frente podemos ver un pequeño notch, o muesca, en forma de gota de agua que alberga la cámara frontal junto a unos marcos reducidos. Por la parte delantera se ha perdido esa “magia” que la versión Pro aporta, encontramos un panel plano en lugar de curvo.

Pero si nos remontamos a la generación pasada, el frontal ha sido renovado. Dejamos de lado los marcos grandes con un sensor de huellas físico que hace las veces de botón home, retroceso y multitarea, para alojar el sensor de huellas debajo del panel, y pasar al uso de los gestos, entre otras formas de interacción. También podemos apreciar respecto al Huawei P20 que el notch es mucho más pequeño, ya que el auricular para las llamadas se ha trasladado a la parte superior con forma alargada.

Esta es otra de las diferencias con la versión P30 Pro, ya que el auricular para las llamadas se encuentra debajo del panel. A nivel práctico podemos afirmar que se escuchan igual, por lo que preferimos esta forma de escucha para mejorar aún más si cabe la estética de los futuros smartphones que lleguen al mercado. Aunque sabemos que el futuro parece que pasará por los dispositivos flexibles.

Huawei-p30-diseño

En cambio, si estamos visualizando su parte trasera encontramos los colores nácar, aurora y negro. Gracias a su acabado de cristal la luz se refleja proyectando diferentes colores, lo que resulta llamativo. Apreciamos que con el uso habitual este cristal se ensucia demasiado, por lo que se debería trabajar mejor la capa oleofóbica, aunque es algo que sucede en esta clase de terminales.

En cuanto a disponibilidad de los colores, se ha perdido el ámbar que tan codiciado es en el modelo Pro y tanto gustó en la presentación. Ya no disponemos de una cuádruple cámara, sino que es triple con doble flash LED en forma vertical marca de la casa. También podemos apreciar dos pequeños círculos negros, se tratan del enfoque láser.

Huawei-P30-colores

Se ha perdido el sensor ToF para realizar una mejor medición de las distancias y, el sensor periscópico con el que realizamos fotografías 5x. El logo de Huawei serigrafiado en apaisado y la firma de Leica junto a las cámaras completan la trasera del P30.

Para los laterales, en el lado derecho encontramos el control de volumen y, justo debajo de este el botón para llamar al asistente – que se puede desactivar -, y hace las veces de encendido y apagado del terminal. Al lado contrario, a la izquierda, tan solo disponemos del slot para alojar las tarjetas nanoSIM de las operadoras y la tarjeta para ampliar la memoria interna. Esta última apuesta por la propia NM Card de la empresa asiática.

La parte superior está completamente desnuda, tan solo podemos apreciar un pequeño agujero para el micrófono de cancelación de ruido así como las antenas para mejorar la cobertura. Respecto al modelo Pro, se ha perdido el sensor infrarrojos para controlar diversos dispositivos como el aire acondicionado a la televisión, no es algo indispensable pero es un añadido que se agradece en algunas situaciones.

Al lado contrario, en la parte inferior, disponemos, de izquierda a derecha, el altavoz principal, el conector USB C, el micrófono y, por último, el conector jack 3.5 mm para los auriculares, algo que la versión Pro no disfruta.

Concretamente tenemos unas dimensiones de 149,1 x 71,36 x 7,51 mm, con un peso de 165 gramos. Apreciamos una notoria disminución de las dimensiones así como el peso respecto a la versión Pro, ya que este último tiene un peso de 192 gramos. El P30 es resistente al agua y al polvo con certificación IP53, por lo que no recomendamos sumergirlo debajo del agua.

Por lo tanto, en cuanto a sensaciones respecto a la calidad de los materiales, que se trata de cristal brillante y marco metálico, es exactamente la misma en ambos modelos, pero destacamos que la versión estándar es bastante más manejable para todos los tamaños de mano. Agradecemos poder tener en el mercado esta clase de dispositivos, rebosando delgadez y poco peso en la gama alta.

Notch pequeño con sensor de huellas en pantalla

Acompañando al diseño, en la parte frontal destaca un panel de 6,1 pulgadas utilizando tecnología OLED bajo resolución FHD+. Los marcos son reducidos, por lo que la pantalla está bien aprovechada y nos hace disfrutar del contenido que estamos visualizando en cualquier situación. En cuanto al notch en forma de gota de agua, es como si no existiera, ya que no notas que está presente al ser tan pequeño y ocupar el menor espacio posible cuando vemos contenido multimedia.

pantalla-huawei-p30-review

El panel podría ser QHD+ como cabría esperar por este precio, pero, parece, que esta resolución está destinada a la gama Mate de Huawei. Sin embargo, no se echa en falta dicha resolución en ningún momento con el uso diario, pero si nos paramos a ver los detalles, somos capaces de diferenciar los paneles de una y otra gama al conseguir mayor densidad de píxeles por pulgada.

La pantalla no cuenta con este efecto wow, pero sí estamos ante un buen panel. Los negros son profundos y con colores coloridos gracias al panel OLED, pero Huawei ha realizado una calibración correcta por defecto con posibilidad de cambiar la tonalidad mediante software según se adecúe a tus gustos. En este sentido, no tenemos pegas que ponerle.

Un sonido acorde con el precio, sin alardes e inventos

El altavoz central tiene una calidad que, sin ser el mejor, tiene un sonido aceptable. Podemos decir que está a la altura de la gama alta y acorde con el precio. Obtenemos una calidad adecuada cuando subimos el volumen al máximo sin distorsiones, lo que permite disfrutar del contenido multimedia con un sonido elevado.

trasera-cristal-huawei-p30-review

Cuando el dispositivo descansa sobre la mesa no se obturará ya que está ubicado en la parte inferior, junto al USB tipo C y micrófono principal. Además, también disponemos del clásico jack de auriculares 3.5 mm para los amantes de los cables, un punto a favor que carece la versión Pro.

Contamos con tecnología Dolby Atmos en tres modos: Inteligente, Película y Música. Esto significa que podemos adaptarlo a nuestras necesidades y mejorar la calidad de sonido al gusto del consumidor. También disponemos de un ecualizador para ajustar como queremos escuchar cada frecuencia.

Triple cámara que se queda un escalón por debajo de ser la mejor

Uno de los apartados donde quizás destaque el P30 es este, la fotografía. La empresa se ha centrado principalmente en la mejora de la calidad de imagen que logran estos pequeños sensores que posee en la parte trasera, sin descuidar también la cámara selfie. Aunque, el Huawei P30 Pro sigue siendo el claro vencedor por algunos aspectos que los diferencian.

trasera-cristal-huawei-p30-review

Los sensores de la parte trasera son dignos de una gama alta de 2019, especialmente si hablamos de unos de los mejores en este ámbito que cada vez es más importante para los usuarios. El sensor principal es uno de 40 MP que usa un nuevo filtro de color que sustituye los pixeles verdes por píxeles amarillos, por lo tanto no tenemos el clásico RGB (red-green-blue, el esquema de colores de los píxeles), sino RYYB (red-yellow-blue). Gracias a ello, la cámara consigue captar mejor la luz. Está estabilizado y tiene una apertura focal 1.8.

Además, contamos con un gran angular de 16 MP f/2.2, similar al que vimos en el Huawei Mate 20 Pro. Este sensor no cuenta con estabilización, pero a pesar de ello, no peca en ningún momento de fotografías movidas o desenfocadas. También es compatible con la grabación de vídeo, por lo que podremos captar mayor ángulo de visión.

Por último, disponemos del sensor telefoto de 8 MP con zoom óptico de 3 aumentos y focal 2.4. En este caso, a diferencia del Huawei P30 Pro, no cuenta con un sistema periscópico por lo que no llega tan lejos y la calidad del zoom pasando del 3x se vuelve híbrida hasta los 5x. Aunque disponemos hasta 30x completamente digital.

app-camara-huawei-p30

Por otro lado, la cámara frontal para realizar selfies cuenta con un sensor de 32 MP con apertura f/2.0. Ofrece unas imágenes nítidas y evita que salgan quemadas y subexpuestas, en otras bondades. Como es lógico, su punto débil son las tomas nocturnas, a diferencia de la cámara trasera.

En cuanto a las funciones de la aplicación de cámara, tenemos el habitual modo retrato, un modo noche y un modo profesional con opciones como SupermacroMonocromático o Pintura con luz. Pero tampoco olvidamos que contamos con inteligencia artificial para reconocer las escenas como vegetación, luna, cielo azul, playa, etc. Aunque no siempre acierta. Como no puede ser de otra forma, contamos también con el modo retrato tanto en la cámara frontal como en la trasera con unos buenos resultados en cuanto a recorte se refiere.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por último, como siempre en cada análisis, os dejamos un enlace para poder acceder a nuestra galería de Flickr para visualizar las imágenes a máxima calidad. Recuerda que en nuestra web aparecen comprimidas y con menor resolución.

No le falta rendimiento, pero podría ser mejor

Qué podemos decir del rendimiento que no hayamos dicho ya con este hardware tan probado. Al igual que la versión Pro, disponemos de un procesador propio fabricado por la propia compañía, el Kirin 980. Cuenta con dos núcleos a 2.6 GHz, dos a 1.92 GHz y cuatro a 1.8 GHz, le acompañan 6 GB de memoria RAM y 128 GB para almacenamiento interno. Esto será más que suficiente para la inmensa mayoría de los usuarios, incluidos los más exigentes.

kirin-980-procesador-huawei-p30

Debemos mencionar que este procesador ya cuenta con bastante tiempo en el mercado y está un paso por debajo de la competencia, véase el Qualcomm Snapdragon 855. Esto es debido a que es una CPU del año pasado, por lo que Huawei siempre va retrasado a la hora de rendimiento. Tan solo se pone líder por poco tiempo cuando lanza al mercado la serie Mate, por lo que el P30 comparte procesador con otros muchos modelos de la compañía que, a día de hoy, tienen un precio inferior como el Honor View 20.

Lo hemos probado en varios juegos como el F1 Mobile, el clásico juego Fortnite que es realmente exigente, NOVA, PUBG Mobile, entre otros. Todos se han comportado de manera correcta gracias a la potencia del procesador y la suficiente cantidad de memoria RAM. La eficiencia de la multitarea también es realmente buena gracias a sus 6 GB de memoria RAM, por lo que no creemos sea necesario una mayor cantidad de este componente.

Huawei-P30-review

Por lo tanto, el rendimiento no será en absoluto un problema para el terminal. Pero debes ser consciente que existe un mejor procesador en el mercado, por lo que no tendrá lo más potente en este sentido.

Android Pie bajo la capa típica EMUI 9.1

En cuanto a software, EMUI sigue siendo EMUI. Hemos visto una pequeña mejora respecto a la versión anterior ya que la familia estrena EMUI 9.1 basado en Android 9 Pie, aunque a día de hoy ya existen varios smartphones de la compañía que disfrutan de este sistema. Y a decir verdad, no ha habido un gran cambio respecto a la versión 9.0 de EMUI.

El botón central que hacia las veces de lector de huellas e interacción con el sistema se ha eliminado. Es por ello que Huawei ha introducido la interacción por gestos, lo que hace que sea mucho más intuitivo moverse por el sistema además de aprovechar mejor el contenido que vemos en pantalla. Sin embargo, también podemos elegir entre otros modos de interacción como la clásica navegación mediante botones virtuales o el dock de navegación que no es más que una pequeña bola flotante.

Algo que nos gusta bastante es la posibilidad de tener varias cuentas en una misma aplicación que no lo permite, como WhatsApp. La capa de personalización de la empresa permite clonar algunas aplicaciones para este fin , útil para personas que quieran tener dos cuentas: la personal y la de trabajo.

EMUI-9.1-Huawei-P30-analisis

También contamos con un modo oscuro completo para toda la interfaz, algo que ahora Android Q en forma de beta está habilitando de forma nativa. Pero Huawei ya lo incorpora desde hace varias versiones. En cambio, la estética no recuerda en nada al sistema puro de Google, por lo que al principio quizás cueste adaptarse a ella.

Autonomía longeva con carga rápida: la mejor combinación

De nada sirve tener una buena cámara o un dispositivo potente si no tenemos energía para usarlo, ¿no? Huawei saber gestionar de manera sobresaliente este aparatado, y consigue entre 8 y 9 horas de pantalla con un día completo de uso, por lo que creemos que son unas cifras realmente buenas para una batería de 3.650 mAh, ya que recordamos que es reducido en dimensiones.

Bateria-Huawei-P30-review

El uso general para conseguir estos datos de autonomía han sido principalmente uso de redes sociales y visualización de contenido online, es decir, multimedia como YouTube. Aunque con algún juego ocasional como Asphalt 8, NBA Live, y los citados anteriormente en el apartado de rendimiento. Par un uso general, cualquier usuario podrá conseguir una buena autonomía con el dispositivo de Huawei.

Si realizamos una sesión intensiva jugando a títulos pesados, veremos que la eficiencia baja hasta conseguir entorno a las 6 horas de autonomía, lo que no está nada mal. No tendremos que preocuparnos en exceso por la batería restante, pero si eso te preocupa, tranquilo, porque disponemos de un cargador realmente rápido.

Bateria-Huawei-P30-review-2

Si bien es verdad que se echa en falta la carga rápida que disponemos en el Huawei P30 Pro de hasta 40W, nos conformamos con 22.5W. También perdemos la carga inalámbrica que, aunque no es vital, siempre es bienvenida además si puedes hacer carga inversa como el modelo Pro.

Conclusiones del Huawei P30

El Huawei P30 Pro ha eclipsado a este pequeño gran smartphone, por lo que queremos rescatarlo del olvido por su equilibrio. No destaca en nada, pero es lo que todo usuario necesita en un buen smartphone sin ser lo mejor que encontramos en el mercado en todos los apartados, especialmente por el apartado fotográfico.

hauwei-p30-encima-de-una-mesa

El diseño es elegante, y a nivel personal es uno de los dispositivos móviles que ha cautivado mi corazón en este apartado. Pero claro, esto es cuestión de gustos ya que a muchas otras personas puede parecerle horroroso. En cuanto a rendimiento, no es lo mejor que podemos encontrar en el mercado, pero cumple a las mil maravillas para las necesidades que particularmente tengo, y como digo, será ideal para la gran mayoría también.

Otro de los apartados que debemos destacar, además de la calidad fotográfica, es la autonomía. Saber que puedes estar desconectado de la red eléctrica durante tantas horas, hace que nos despreocupemos por completo mientras lo utilizamos.

Por lo general, la gama alta crece en dimensiones de pantalla pero Huawei ha decidido contenerse con 6,1 pulgadas en un cuerpo que se adapta a la perfección a un gran número de manos. A mi parecer, tras el uso de muchos dispositivos grandes, ya que es la tendencia no solo de la gama alta, se agrade poder probar dispositivos de estas dimensiones.

Es cierto que el futuro actual entre Estados Unidos y Huawei es incierto. Sabiendo que no afecta a los dispositivos que ya están en el mercado, como es el caso de este Huawei P30, recomendamos su compra si deseas tener un dispositivo completo en todos los aspectos, pero con un tamaño reducido. Además, actualmente el precio acompaña.

Huawei-p30-colores-llamativos

Puntuación del Huawei P30

Diseño - 95%
Pantalla - 80%
Rendimiento - 90%
Cámara - 85%
Software - 75%
Autonomía - 90%

86%

- Cuenta con un diseño elegante y compacto, perfecto para cualquier mano. - La fotografía es muy buena gracias a su triple sensor. - Una buena autonomía para cualquier usuario. - Esperábamos un procesador más actual, sin menos preciar el rendimiento.

Comprar
User Rating: 2.83 ( 2 votes)
Compartir mediante:

Información Carlos Llorca

Creador y editor jefe de Techdroy. Desde pequeño me apasiona la tecnología, es una forma de vida que me gusta compartir con el mundo entero. Por ello, creé Techdroy para desarrollar mis ideas y opiniones acerca de los smartphone, ordenadores o cualquier dispositivo electrónico. ¿Te unes a nosotros?