Análisis Huawei P30 Pro, ¿el mejor smartphone de 2019?

Desde tiempos inmemoriales Samsung y Apple reinaban por partes casi equitativas las ventas de smartphones. En los últimos años ha surgido una empresa que quiere ser líder en el sector de la telefonía de gama alta, esa es Huawei. La apuesta de este principio de año es la gama P30 Series, y hoy es el turno a lo más potente que puede ofrecernos, este es nuestro análisis del Huawei P30 Pro.

La tercera generación de la gama P comparte múltiples aspectos con la gama Mate 20 Series, por lo que surge la duda entre comprar el dispositivo del año pasado o apostar por la nueva generación con mejores características en algunos aspectos, y peor en otros.

Huawei quiere reinventar la fotografía de los smartphones tal y como la conocemos. Por ello, se han centrado en mejorar este apartado, que supone una gran mejora respecto a la competencia. También lo pusimos a prueba con una cámara profesional, la Canon EOS R. ¿Qué nos puede ofrecer este smartphone que no tengan los demás?

Ficha técnica del Huawei P30 Pro

HUAWEI P30 PRO
PANTALLAOLED 6,47 pulgadas curved OLED
PROCESADORKirin 980
RAM8 / 12 GB
ALMACENAMIENTO128/256/512 GB + NM Card
CÁMARA TRASERA40 MP (f/1.6) +
20 MP (f/2.2, ultra gran angular) +
8 MP (f/3.5, zoom 5x, OIS)+
TOF 3D
CÁMARA FRONTAL32 MP (f/2.0)
CONECTIVIDADLTE Cat. 21, hasta 1,4 Gbps, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, dual-band, WiFi Direct, hotspot, BT 5.0, NFC
BATERÍA4.200 mAh
Carga rápida hasta 40 vatios
Carga inalámbrica 15 vatios
Carga inversa
SOFTWAREAndroid 9 Pie
EMUI 9.1
OTROSUSB tipo C 3.1, lector de huellas en pantalla

Un diseño elegante y cuidado, pero muy sucio

La gama alta se utilizan buenos materiales, y en este P30 Pro vemos principalmente cristal junto a un marco de metal. El aspecto renovado para 2019 es acertado por Huawei, un diseño de curvas cambiando con brillo de colores que reflejan la luz, en gran parte por ser una construcción de cristal.

Los bordes superior e inferior ahora son planos, por lo que el teléfono se puede dejar de pie sobre la mesa si tenemos gracia para hacerlo, aunque continúa siendo un poco complejo. Además da cierta elegancia al diferenciarse de manera clara con las esquinas redondeadas de los laterales, ya que el panel está curvado. Encontramos un equilibrio entre personalidad y elegancia gracias a la forma que le otorga el recubrimiento metálico acabado en mate del que hablamos.

Huawei P30 Pro frontal pantalla completa

El dispositivo es cómodo a la mano gracias a las curvas traseras y delanteras. Le da un toque sofisticado y hace que tenga presencia, encajando en cualquier espacio como objeto de diseño. Me atrevería a decir que Huawei se ha inspirado en la estética que buscan los empresarios, recalcamos la elegancia y supremacía. En cambio, el Huawei P30 cuenta con un panel plano, es una de las grandes diferencias entre estos dos teléfonos de la misma serie.

Olvidamos por completo el botón central que alojaba el sensor de huellas en el Huawei P20 Pro, de esta forma conseguimos mucha más pantalla en el frontal, y una mejor usabilidad. Tal y como remarca Huawei, el marco inferior no se ha reducido más ya que sería incómodo su uso con pulsaciones fantasma en esa zona. El notch, o muesca, se ha reducido al máximo y es en forma de gota de agua. Debido a ello, perdemos un reconocimiento facial rápido y seguro, aunque funciona bien en la mayoría de situaciones.

Si nos fijamos en los laterales, vemos que el lado izquierdo está completamente desnudo. Esto significa que encontramos los botones de encendido y el control de volumen a la derecha. Ambos están bien ubicados con un recorrido correcto. Además, marca de la casa, el botón de encendido está remarcado de color rojo con una cierta textura para distinguirlo del volumen.

El borde inferior aloja, de izquierda a derecha, la bandeja para la SIM y tarjeta NM Card, el micrófono, el conector USB tipo C 3.1 y el altavoz principal. En la parte superior encontramos únicamente el micrófono de cancelación de ruido así como el sensor de infrarrojos, un detalle que pocos gama alta hoy en día incluyen.

No podemos olvidar el análisis de las tres cámaras traseras, que sobresalen del chasis ligeramente. Le acompañan el sensor ToF así como el flash LED a ras, pero también encontramos la característica firma de Leica para las lentes, y el logotipo de Huawei. La parte trasera está recubierta de cristal y atrapa todas las huellas habidas y por haber, notándose especialmente en nuestra unidad negra.

El dispositivo puede hacerse algo pesado para ciertas personas ya que tenemos un peso de 192 gramos, y si llevamos una funda se va a poco más de 200 gramos. Si estás habituado a otros tamaños más pequeños, puedes pasarlo mal al sostenerlo a diario. Concretamente tiene unas dimensiones de 158 x 73,4 x 8,4 milímetros, algo que no dista mucho del P20 Pro del año pasado.

Huawei P30 Pro parte superior

Por último en este apartado debemos decir que sin duda los dispositivos de cristal son muy sucios y frágiles, especialmente este Huawei P30 Pro resbala bastante por lo que es recomendable llevarlo con una funda. De esta forma perdemos cierta elegancia, pero desde mi punto de vista es lo recomendable si quieres evitar un susto. Como siempre digo, el diseño va a gusto, y el P30 Pro es de mis favoritos pero no es perfecto. Además, resiste bastante bien a los arañazos, según las pruebas realizadas.

Una pantalla a la altura, pero no la mejor

Si nos fijamos en el panel elegido para este Huawei P30 Pro nos damos cuenta que estamos ante una pantalla curva OLED de alta calidad, pero no es la mejor ni mucho menos. La diagonal asciende hasta las 6,47 pulgadas con resolución FHD+ con un ratio de pantalla del 88,6%, no queda muy lejos del Huawei Mate 20 Pro que cuenta con QHD+. Si los comparamos, nos damos cuenta que el Mate tiene algo más de detalle, pero para diferenciarlo debes tener ambos en la mano y fijarse detenidamente.

Desde el punto de vista de los usuarios, la resolución FHD+ es más que suficiente para un smartphone porque son pantallas pequeñas y no cobra sentido subir la densidad de píxeles por pulgada, que por cierto el P30 Pro dispone de 398 ppp. Para hacernos una idea, el iPhone XR cuenta con un panel Liquid Retina HD IPS de 6,1 pulgadas y no notamos los píxeles en ninguna situación. Es una clara prueba que no necesitamos mayor resolución para tener un mejor panel, aunque el Mate 20 Pro está ligeramente por encima en este aspecto respecto al P30 Pro.

La resolución no supone ningún problema en el día a día, además contamos con la posibilidad de reescalarla a HD+ para ahorrar algo más de batería. Aunque si eres un usuario exigente, quizás esperes una pantalla en la que no se haya escatimado en gastos. Para el resto de los usuarios, este panel será una opción perfecta para visualizar contenido en 1080p 60 FPS HDR.

De serie viene con el modo de color vívido activado, son colores más saturados respecto a la opción normal. Así mismo podemos elegir entre colores cálidos como fríos, entre otras gamas de colores que ofrece EMUI. Por defecto tiene una buena calibración de color, y para ser un panel OLED, la saturación no es tan exagerada como cabria esperar.

En cuanto al táctil, responde correctamente como cabria esperar. También disponemos de buenos ángulos de visión, por lo que podremos visualizar contenido sin problemas si somos un pequeño grupo de personas. Algo que vemos debido a la curvatura del panel es el característico sombreado, hace que cuando lo vemos de frente sea una sensación de inmersión en el contenido.

En cuanto a toques accidentales, a nivel personal no he sufrido. Esta parte es uno de los mayores miedos por parte de los usuarios, pero mi experiencia ha sido positiva en esta ocasión. Ocasionalmente cuando visualizamos contenido en forma horizontal, sí existe algún toque involuntario.

La visualización del contenido en exteriores es gratificante gracias a un nivel de brillo adecuado, tanto en zonas de sombra como en zonas expuestas al sol directo. El brillo automático realiza un buen trabajo, por lo que en este punto se comporta de forma sobresaliente, puede ser debido a la inteligencia artificial que incluye Android 9 Pie, y como no, a la doble NPU de Huawei.

Huawei P30 Pro ajustes de pantalla

También disponemos de Mostrar siempre en pantalla de Huawei, donde solo podemos visualizar el reloj, la fecha y algunas notificaciones como la batería e iconos de las aplicaciones. No podemos personalizar la apariencia, tan solo programar el encendido y apagado de la misma.

En resumen, es un panel a la altura de un gama alta pero se queda un escalón por debajo de estar en el top. Para la mayoría de usuarios será un panel sobresaliente, pero si buscas la exquisitez de disfrutar de la visualización de contenido multimedia a mayor resolución, puede que prefieras el Mate 20 Pro.

Un sonido que se sitúa en la media, sin inventos

Con el Huawei Mate 20 Pro se optó por hacer un experimento, que el sonido saliera por el puerto USB tipo C y por el altavoz para las llamas de forma estéreo. Esto no ha gustado a muchos usuarios (entre los cuales me incluyo), ya que se pierde mucha calidad de sonido y volumen. Por ello Huawei no se lo ha pensado dos veces y vuelve al altavoz a la parte inferior con su agujero dedicado, la forma tradicional.

El altavoz principal tiene una calidad aceptable, sin ser un gran alarde. Nos permite subir el volumen a su máxima expresión manteniendo la calidad sin distorsión, por lo que se encuentra en la media de los dispositivos sin destacar en este apartado. El Huawei P30 Pro no es el mejor en el apartado de reproducción de multimedia.

Huawei P30 Pro reconocimiento facial

Tenemos un añadido que quizás muchos fabricantes acaben adaptando: un altavoz integrado en la pantalla para sustituir al auricular. De esta forma se consigue reducir más el marco superior, además no notamos la diferencia respecto al auricular de llamadas tradicional. Por lo que es todo un acierto que se haya optado por esta inclusión, así sí Huawei.

No disponemos de jack de 3,5 milímetros para auriculares, por lo que tendremos que recurrir a los que vienen en la caja con USB tipo C, el adaptador o por un par de inalámbricos.

La experiencia de audio la podemos adaptar a nuestros gustos, ya que contamos con tecnología Dolby Atmos en tres modos: Inteligente, Película y Música. Pero también disponemos de un ecualizador para ajustar como queremos escuchar cada frecuencia.

Una cuádruple cámara revolucionaria, un zoom que asusta

Lo hemos probado a fondo en esta review. El apartado fotográfico del Huawei P30 Pro promete ser el mejor de, al menos, 2019. A no ser que el Mate 30 Pro vuelva a romper las reglas. Pero centrémonos en la triple cámara trasera acompañado del sensor ToF, que tan de moda se está poniendo en la gama alta para realizar mapeados 3D.

Huawei P30 Pro trasera de cristal

Contamos con un sensor de 40 megapixeles con lentes SuperSpectrum de 27 milímetros y apertura f/1.6 con estabilización óptica de imagen (gran angular). Un segundo sensor de 20 megapixeles con lente de 16 milímetros y apertura f/2.2 (ultra gran angular). El tercero y en forma cuadrada se encuentra el sensor de 8 megapixeles con zoom periscópico óptico de 5 aumentos, con lente de 125 milímetros, apertura f/3.4 y OIS. Por último, se compone del sensor Time of Flight de Huawei, ubicado debajo del flash LED.

Con tantas cámaras podemos afirmar que no le falta de nada para complacer las necesidades de los usuarios, es el smartphone más completo en cuanto a fotografía, pero debemos saber usarlas. Puede que tener tanta variedad sea bueno, pero, ¿realmente vas a aprovechar todos los sensores?

Una de las principales novedades es que el sensor de la cámara principal no es RGB (red-green-blue, el esquema de colores de los píxeles), sino que es RYYB (red-yellow-blue). De esta manera, se sustituyen los píxeles verdes por los amarillos, un cambio que busca capturar más luz de lo habitual. Debemos destacar los resultado fotográfico cuando la luz es prácticamente nula. Consigue resultados que nuestros ojos, ni ninguna otra cámara en un smartphone puede conseguir actualmente.

Huawei P30 Pro fotografia 50x

Otra de las novedades es el zoom que alcanza los 50x, siendo óptico hasta 5x, híbrido hasta 10x y enteramente digital hasta 50x. Este es el primer smartphone que dispone da tal característica, y si bien las fotografías a 50x no son nítidas, podemos capturar imágenes muy lejanas.

Por otro lado, la cámara delantera queda un poco rezagada ya que no tiene grandes alardes. Conseguimos buenas fotografías gracias al sensor de 32 MP con apertura f/2.0. También tenemos buena definición a nivel general, pero de noche flaquea como otras muchas.

Hemos hablado de ella en otro artículo donde vimos una preview de lo que era capaz este P30 Pro gracias a todos los sensores traseros de los que dispone. Puedes juzgar por ti mismo las imágenes (recuerda que en la web se muestran comprimidas, no en calidad original).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por último, te dejamos nuestra galería de Flickr donde puedes ver todas las imágenes capturadas con el P30 Pro. ¿Qué opinas de ellas? ¿Son capaces de sustituir a una cámara réflex profesional?

Procesador del año pasado, ¿está a la altura de 2019?

Una tradición que continúa un año más. La gama Mate presenta nuevo procesador de la compañía, y es el mismo que se utiliza para la siguiente generación de la gama P. Es lo que ha vuelto a suceder con el Kirin 980 que equipa el Huawei P30 Pro, pero también la gama Mate 20, entre otros como el Honor View 20 o el Honor Magic 2.

Huawei P30 Pro jugando a Fortnite

Al procesador del año pasado le acompañan 8 GB de memoria RAM DDR4X, una gran cantidad de RAM que lo diferencia de las generaciones anteriores. Este es el almacenamiento habitual en la gama alta, por lo que no es de extrañar que tenga esta capacidad para almacenar multitud de aplicaciones en segundo plano.

Como no pude ser de otra manera, el Huawei P30 Pro es capaz de mover cualquier aplicación y juego que se ponga por delante. Nada puede batir a este Kirin 980 junto a los 8 GB de RAM, bueno, quizás sea un poco más lento que el Snapdragon 855 de Qualcomm. No obstante, como decimos ninguna aplicación o videojuego supone un problema para este smartphone ya que cuenta con potencia de sobra.

Huawei P30 Pro jugando a NBA Live

Hemos jugado a múltiples títulos como PUBG, Fortnite, NBA Live, Real Steel Boxing, entre otros. Ninguno ha supuesto un problema de temperatura o rendimiento para el Huawei P30 Pro, y no se esperaba menos. Esta fluidez es gracias en parte a una buena gestión de Huawei en su software, del cual hablaremos a continuación.

EMUI 9.1, pequeños retoques que aportan valor

Recién lo sacamos de la caja llega con Android 9 Pie, con la última versión de la capa de personalización propia de Huawei, EMUI 9.1. Tiene algunos añadidos respecto a EMUI 9.0 que hacen cobrar valor, pero no va más allá de los que mencionaremos a continuación.

Cámara trasera Huawei P30 Pro

Podemos categorizar EMUI como una de las capas de personalización más intensivas que existen en Android, incluyendo una gran cantidad de aplicaciones que no utilizaremos jamás, pero que tampoco podremos eliminar. El bloatware  está bastante presente, uno de los grandes puntos negativos del software de la empresa asiática. Tan solo podremos eliminar o deshabilitar una cantidad mínima de aplicaciones. Por ejemplo, las utilidades y apps propias de Huawei no podrán eliminarse, mientras que las de Google solo podremos deshabilitarlas.

Tras la eliminación el botón físico con el que controlábamos el sistema, ahora EMUI dispone de varias formas de navegación: Gestos, Navegación con tres teclas y Dock de navegación. Especialmente declaro mi amor incondicional de los gestos. Éstos han sido ligeramente rediseñados respecto a EMUI 9.0 disponible en el Mate 20 Pro.

Caracteristicas EMUI

Por lo general los gestos funcionan bien, pero algunas personas todavía no se acostumbran a este tipo de sistema. Por ello es gratificante tener siempre más posibilidades para el usuario. Pero a mi parecer, prefiero los gestos de iOS, MIUI u Oxygen OS, o en su defecto la aplicación que suelo utilizar en terminales que no disponen de esta navegación gestual.

Si vienes desde Android puro o muy similar, quizás tengas que dedicarle un tiempo para descubrir todos los añadidos que se incluyen en EMUI 9.1. Cuenta con algunas funcionalidades interesantes como la grabación nativa de la pantalla, la pantalla dividida, duplicar aplicaciones gemelas, entre otros. También dispondremos de temas y fondos desde su aplicación de personalización.

No podemos olvidar que también disponemos de Balance digital y el Optimizador. La primera es característica de Android 9 Pie, pero que Huawei ha adaptado a su estilo. Puede ayudarnos a administrar el tiempo de uso de nuestro móvil, mientras el segundo es una suite de ajustes que trata de aunar las herramientas de gestión del sistema.

Tiempo de uso Huawei P30 Pro

Gracias al Optimizador podemos controlar algunos aspectos como las aplicaciones en segundo plano o bien cerrar procesos de manera automática para liberar memoria, los cuales Huawei gestionada de manera no demasiado agresiva, según DontKillMyApp, para un mejor rendimiento y aumentar la autonomía del terminal.

La seguridad es importante, ha sido mejorada y empeorada

Cuando hablamos de biometría, disponemos de reconocimiento facial aunque no es tan avanzado como la generación anterior o el Mate 20 Pro debido a su notch tan pequeño en forma de gota de agua donde solo se alberga, por espacio, el sensor para los selfies. Es un efecto de minimizar al máximo los elementos de la parte superior del frontal.

Sobre el papel y la teoría, afirman que este reconocimiento facial es menos seguro que el Face ID que vemos en los iPhone, o en los modelos anteriores de Huawei. El reconocimiento lo realiza de manera sumamente rápida, parece que tan solo recoge la información de una fotografía. Sin embargo, la experiencia ha sido satisfactoria en el día a día, aunque acabé quitándole a favor del reconocimiento dactilar.

Por otro lado disponemos del sensor de huellas dactilares bajo la pantalla, es un sensor óptico por lo que esencialmente necesita emitir un fogonazo de luz sobre nuestra huella. El sensor funciona realmente bien, rápido y seguro sin fallos comparados a otros de este tipo, aunque no es tan rápido como los tradicionales. El sensor ha sido mejorado un 20 por ciento respecto al Mate 20 Pro, y podemos afirmar que sí, funciona mejor y está en una posición más correcta.

Huawei P30 Pro reconocimiento facial

Algo que se podría mejorar es la animación, ya que es un poco exagerada y conseguiríamos tiempos de accesibilidad al terminal reducidos, aunque sea por milésimas de segundo. ¿Prefieres un sensor óptico o ultrasónico como el Galaxy S10+ de Samsung?

Batería para dar y regalar, con una carga rápida que enamora

La batería de los dispositivos móviles lleva años estascada, sin desarrollo aparente. Por ello, se ha optado por incluir mayores capacidades y mejorar la eficiencia de los componentes junto al software. Huawei consigue una autonomía longeva con 4.200 mAh, pero lo que de verdad enamora es la carga rápida de 40W.

Huawei P30 Pro carga rapida 40W

Esta batería es la misma que apreciamos en el Mate 20 Pro, aunque el P30 es algo más grueso. Quizás el tamaño mayor sea debido a la cámara con zoom periscópico, podría haberse incorporado mayor capacidad aunque no es necesario con los resultados obtenidos en el uso diario. Podemos afirmar que la autonomía del Mate 20 Pro comparada con el P30 Pro es muy similar, por lo que no es un motivo para decantarse con uno u otro.

En la práctica, los resultados hablan por si solos. Logramos una autonomía de más de 8 horas de pantalla de media, por lo que será más que suficiente para la gran mayoría de heavy users del mercado. Pero lo mejor es que de 0 al 100% con el móvil apagado se tarda poco más de una hora en lograr la carga completa, y treinta minutos para superar ligeramente el 70%. También disponemos de carga inalámbrica de 15W.

Bateria Huawei P30 Pro

Se agradece poder cargar el dispositivo en poco más de una hora teniendo en cuanta que tenemos entre manos una batería de 4.200 mAh. Con ello nos da para más de una jornada, seguramente la mayoría de usuarios se acuesten con entre el 30 al 40 por ciento del total. Por este motivo, podemos sacar el máximo partido al terminal visualizando contenido multimedia o jugando en tiempos muertos ya que tendremos batería para dar y regalar.

Huawei P30 Pro carga inalámbrica

Hablando de dar batería, disponemos de la carga inversa que se estrenó con el Huawei Mate 20 Pro y lo hereda esta nueva generación. Siempre es bienvenida la innovación y permitir cargar otro dispositivo compatible con carga Qi, sobretodo si dispones de suficiente autonomía para hacerlo como es el caso.

Conclusiones del Huawei P30 Pro

La fotografía se ha convertido en algo vital para la sociedad en la que vivimos, y muchos usuarios eligen basándose en este aspecto. Desean conseguir los resultados de una cámara profesional sin necesidad de retocar las fotografías con un resultado “¡guau!”, pero en un dispositivo tan pequeño, portable y tan útil como es un smartphone. Podemos llevarlo en cualquier bolsillo, algo que no podemos hacer con las réflex.

Huawei P30 Pro color azul

La posibilidad de realizar fotografías con el zoom 5x sin pérdida de calidad, así como el híbrido que mantiene una nitidez razonablemente buena con el 10x, además de contar con el gran angular entre otras opciones como el sensor ToF, aportan al usuario todas las posibilidades que necesita. Además favorece ese efecto “yo la tengo más grande”, en cuanto a cámara se refiere.

Cada día somos más exigentes con el contenido multimedia ya que consumimos gran cantidad de contenido audiovisual, y el Huawei P30 Pro pese a no ser el mejor en este ámbito, se desenvuelve de manera sobresaliente. Será un elemento ideal para disfrutar de contenido online u offline en su pantalla de 6,47 pulgadas con soporte HDR, usable por ejemplo en Netflix.

En definitiva, si quieres lo mejor en fotografía sin descuidar todos los demás apartados, el Huawei P30 Pro es tu elección ideal. Además, como curiosidad puedes ver el desmontaje del dispositivo al completo. ¿Qué te parece el P30 Pro de Huawei en comparación con otros gama alta del mercado?

Huawei P30 Pro conclusiones

Puntuación del Huawei P30 Pro

Diseño - 95%
Pantalla - 90%
Rendimiento - 95%
Cámara - 97%
Software - 75%
Autonomía - 95%

91%

- Cuenta con un diseño robusto y elegante, acabado en cristal y metal. - Fotografía excelente con muchas opciones, pero debemos saber sacarle el partido. - La autonomía es gratificante ayudada a la carga rápida que enamora. - Esperábamos un reconocimiento facial mejorado. - El procesador es potente, pero del año pasado.

Comprar
User Rating: 3.58 ( 3 votes)
Compartir mediante:

Información Carlos Llorca

Creador y editor jefe de Techdroy. Desde pequeño me apasiona la tecnología, es una forma de vida que me gusta compartir con el mundo entero. Por ello, creé Techdroy para desarrollar mis ideas y opiniones acerca de los smartphone, ordenadores o cualquier dispositivo electrónico. ¿Te unes a nosotros?